Tiempo compartido: América Latina acelera su negocio

0
284

Asociación Colombiana de empresas de Tiempo Compartido (Astiempo) y el fondo Fontur realizarán el próximo martes, en el hotel JW Marriott de Bogotá, el seminario ‘Oportunidades del turismo compartido y la propiedad vacacional’.

Entre los conferencistas están Sandra Victoria Howard, viceministra de Turismo de Colombia; Jimena Toledo, vicepresidenta de estrategia y promoción de FCB Mayo; Juan Luis Londoño, gerente de turismo y construcción de Constructora Bolívar; Alejandro Carrillo, director de proyecto Hoteles Solaris de México; Juan Ignacio Rodríguez, vicepresidente sénior de desarrollo de negocios de RCI Latinoamérica; Marcos Agostini, vicepresidente Resort Sales, y Jesús Almaguer, director de la oficina de visitantes de vacaciones de Cancún, México.

Jorge Herrera, presidente de la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (Amdetur), uno de los asistentes al evento, habló con Portafolio.

¿Qué es Amdetur, quienes la conforman y cuáles son las principales funciones que desarrolla la Asociación?

Amdetur es la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turístico, asociación fundada en 1987 y cuyo objetivo principal es representar al sector en México, además de atender el quehacer conjunto entre autoridades e iniciativa privada.

La oficina está conformada por los principales desarrolladores turístico-inmobiliarios del país.

Dentro de los asociados tenemos a las principales empresas hoteleras de México, a los proveedores de la industria, a las empresas de intercambio y a las asociaciones locales. En su conjunto, representamos a más del 90% de la industria.

Sin duda, el tiempo compartido en México es exitoso. ¿En qué considera se basa el resultado de este sistema?

En el modelo de negocio, el cual está basado en derechos de uso; por la flexibilidad, ya que se ofertan semanas y también noches, casi todas en la modalidad de flotantes. Así mismo, influye la calidad de la oferta de hospedaje y de servicio. Un factor que ha contribuido al crecimiento es el ofertar “todo incluido” dentro del producto.

¿Cuáles cree que son los factores esenciales de tiempo compartido que se pueden replicar en países como Colombia?

Para replicar este éxito Colombia debe de ofrecer flexibilidad, calidad y servicio, sobre todo atendiendo lo que el mercado regional demanda, y no dejar de prestar atención al mercado interno.

Hoy en día existe una importante oferta hotelera. ¿Por qué cree que representa un beneficio contar con un esquema de negocio como el tiempo compartido?

Es un modelo de negocio complementario que no compite con el sistema hotelero tradicional, por el contrario, ayuda a generar un negocio paralelo. Permite mantener una cartera de clientes cautivos y flujos de efectivo interesantes para esta industria.

En un país como México, que presenta un gran desarrollo turístico, ¿qué participación tiene el tiempo compartido con respecto a los ingresos generados por el total del sector en el país?

Una cifra preliminar es que el tiempo compartido en México genera de manera directa más de 4 mil millones de dólares, y de manera indirecta hasta poco más de 11 mil millones de dólares. Esto es, el tiempo compartido aporta casi el 1% del Producto Interno Bruto del país.

En su totalidad el sector turismo representa el 8,5% del PIB, además de ser una de las principales fuentes de captación de divisas y de creación de empleos directos e indirectos en México.

Hablando en términos de ocupación, ¿qué porcentaje es el que representa el componente tiempo compartido?

En los principales destinos turísticos del país, el tiempo compartido tiene una ocupación promedio de 72%, la cual es unos 9 o 10 puntos por encima del promedio de ocupación hotelera tradicional.

¿Cómo visualiza el desarrollo del mercado Suramericano, particularmente de Colombia, en cuanto a las inversiones en tiempo compartido?

Colombia tiene todo lo necesario para seguir desarrollando como el líder en turismo de la región: tiene historia, cultura, gastronomía, bellezas naturales y la gran calidad de su gente. Colombia pudiera ser una potencia latinoamericana de turismo y de la industria de tiempo compartido.

COLOMBIA, UN PAÍS CON ALTO POTENCIAL

En Colombia existe un mercado importante para destinos alternativos que puede ser capitalizado por la industria de la propiedad vacacional a través de la generación de nuevos conceptos y experiencias para los compradores.

En el país, el 36,3 por ciento de los propietarios de derechos proviene de Bogotá; el 21,4 por ciento de Cali, y el 16,8 por ciento de Medellín. El resto del país aporta el 27,1 por ciento. Las ciudades donde más se utiliza el modelo de tiempo compartido son Cartagena, Bogotá, San Andrés, Santa Marta, Cali, Girardot, Medellín, Villa de Leyva, Anapoima y Barranquilla. La mayoría corresponde a hoteles. En total, el país cuenta con 78 desarrollos de intercambios.

Fuente: Portafolio.

No hay comentarios